Espectáculos

Pablo Heredia en la Revista Imperio Gay

Aunque actuó en las tiras juveniles de Cris Morena y actualmente protagoniza un musical en la Avenida Corrientes, la gente recuerda a Pablo Heredia como el “loco lindo” de la segunda edición de Gran Hermano. Se propone, dice, continuar con la actuación e iniciar una carrera como músico y cantante. Entrevistado por Daniel Sousa, el ex hermanito se confiesa en la última edición de Revista gay Imperio, la cual sale a la venta este martes.

Aquí reproducimos un extracto de la entrevista de Pablo Heredia en la revista gay Imperio:

De entrada nomás, uno no puede menos que sentirse descolocado. “¿Dónde nací? La verdad que no lo recuerdo, no pregunté nunca en casa. Arriesgaría que fue en Banfield”.

¿Entonces eran ciertos los rumores que corrían sobre él hace un tiempo?

Si no fuera que es tan cálido en el trato y tiene las ideas -otras ideas- tan claras, hasta lo miraría con desconfianza. Pero no. Pablo Heredia, treinta años, actor, músico, cantante, el “loco lindo” de la segunda edición de Gran Hermano, sabe cómo agradar a su interlocutor.

El cabello negro alborotado, la barba cool, los ojos de un celeste grisá-ceo que combina con el cielo de este mediodía en un bar de Figueroa Alcorta. La gente pasa y no saluda. No es recato, no. No lo reconocen. Justo a él, que nueve años atrás lo asediaban por la calle, le pedían autógrafos, lo paraban para la foto. “Mirá, el loquito de Gran Hermano”. Todavía le duele aquella frase.

“A los seis años nos fuimos a vivir a Saavedra -recuerda-. Somos tres hijos y yo soy el más chico. Ya después nos instalamos en Belgrano, que es donde todavía vivo. Cuando llegamos acá la zona era un desastre pero empezó a crecer y hoy es un barrio muy lindo. Estudié en el Instituto San Román, a dos cuadras de casa”, sintetiza a modo de presentación.

Matrimonio gay

IG: Pablo, ¿qué posición adoptás frente al debate por el matrimonio igualitario?

PH: Apoyo la libertad de cada uno de hacer lo que quiera. Nadie debería prohibirnos dar rienda suelta a un deseo tan profundo como puede ser casarse. Yo tengo una mentalidad tan abierta que me cuesta creer que por estas cosas haya que pelear. A pesar de que ya tengo treinta años todavía me sor-prendo de que existan mentalidades tan cerradas. No hay nada más lindo que el amor, y no debe limitarse a los sexos.

IG: ¿Avalás la adopción por parte de las parejas homosexuales?

PH: Totalmente. Todos tienen derecho a ser padres, a dar amor, a compartir su afecto. Tantos chicos lo necesitan… Cada uno es como es, y la clave de todo esto está en la aceptación. La polémica me parece patética.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*